Ramonet: “El proyecto ideológico de los grupos dominantes busca disimular la dominación”

junio 6, 2009

ramonet-lemondeEl periodista e investigador de la comunicación Ignacio Ramonet opinó en una entrevista con Radio Nederland que “el proyecto ideológico de los grupos dominantes busca disimular la dominación”.

En ese diálogo radial el director de la edición en castellano de Le Monde Diplomatique opinó sobre los medios en América Latina, en manos imperantes familias que tuvieron el poder económico durante los últimos años, como amenaza para la gobernabilidad democrática

“El proyecto ideológico de los grupos mediáticos consiste en tener un discurso no forzosamente de desinformación, pero ideológicamente un discurso de apaciguamiento social. Globalmente consiste en decir a aquellas personas que objetivamente tendrían motivos para protestar, decirles que están viviendo en el mejor de los mundos. Entonces el proyecto ideológico de los grupos dominantes busca disimular la dominación. Busca encontrar que es natural que existan una serie de injusticias: Es natural que haya analfabetismo, es natural que las clases desfavorecidas tengan que sufrir desde el punto de vista de la salud pública, de los equipamientos, etc. Es en cierta medida un discurso de desmovilización”, declaró Ramonet.

Para caracterizar a medios de América Latina el especialista en comunicación describió que “los grupos mediáticos son la gran característica de la industria mediática hoy. En caso de América Latina se produce esta especificidad que estos grupos mediáticos pertenecen a algunas familias. En cierta medida, las mismas familias, no siempre, no todas, pero globalmente a las mismas familias que tradicionalmente han dominado la vida económica de ese país y que históricamente son familias ligadas a la gran propiedad”.

En la entrevista se refirió a América Latina en particular, mencionó algunos aspectos sobre Venezuela y la clara oposición mediática al gobierno boliviano. No se refirió a Argentina, ni a la política de medios del gobierno ni a las críticas vacías de la oposición al proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, pero sintetizó: “Si algunas familias tienen a la vez una parte importante del poder económico, y una parte importante, mayoritaria en todo caso, del poder mediático, evidentemente se está creando ahí una fuerza que va naturalmente a oponerse a cualquier reforma que esté destinada a repartir mejor. ¿Qué es la democracia? La democracia es repartir, repartir la palabra, repartir el voto, repartir la decisión”.

Audio tomado del sitio de la Red Más Voces

Audio publicado en Más Voces : www.masvoces.org


Acceso a la información: El ejemplo del 25 de Mayo en Rosario

mayo 25, 2008

Que la objetividad no existe no es una novedad para nadie, pero a veces cuesta graficar muchos de los problemas concretos que acarrean la actual ley de radiodifusión, la concentración de la propiedad de los medios, y la realidad del sistema de medios en gran parte del país. Un ejemplo de los intereses que se manejan y la necesidad de democratizar las comunicaciones es, seguramente, la realidad televisiva que vivió la ciudad de Rosario en este 25 de Mayo.

En la ciudad de Buenos Aires, los televidentes que no cuenten ni con el servicio de video cable ni con el satelital, pueden elegir entre 5 canales de televisión por aire. A esta oferta gratuita, en muchas localidades del conurbano se le suma la propuesta de un canal local que se trasforma en un sexto canal. En las ciudades con mayor cantidad de habitantes del resto del país, con suerte los canales de aire llegan a 3 como en el caso de Mar del Plata, Córdoba y Rosario. Aún en ventaja con la oferta televisiva gratuita en gran parte del territorio nacional, la realidad que se vio por TV el 25 de Mayo pasado en Rosario describe claramente los intereses que se manejan alrededor de los medios de comunicación, y da cuenta de si realmente la audiencia puede informarse a través de estos medios.La teleaudiencia de Rosario recibe por aire, gratuitamente, solo tres canales: Canal 3 (repetidora de Canal 13 de Buenos Aires), Canal 5 (repetidora de Canal 11 de Buenos Aires), y Canal 8 (repetidora de Canal 7 de Buenos Aires). Este último transmite íntegramente la programación del canal estatal desde la ciudad de Buenos Aires, mientras que los otros dos tienen los fines de semana algunos programas enlatados de producción local (o de productoras de la región), y producen los informativos diarios con noticias locales y material de las cabeceras en Buenos Aires.
La ciudad de Rosario se caracteriza por ser sede de infinidad de encuentros, reuniones, movilizaciones, etc., y estos canales nunca cortan la programación que llega desde Buenos Aires para informar sobre lo que sucede en la ciudad. Se reservan para eso sólo los espacios informativos que se producen en Rosario y que, por supuesto, mechan con información “nacional” que llega desde Capital. Entre los pocos eventos para los que se corta la programación se encuentran las elecciones en la provincia de Santa Fe, aunque las transmisiones son solo después de las 18 o 19 horas, y con algunos flashes durante el día.Sorpresivamente el Canal 3 comunicó la semana pasada que cortaría su programación del domingo 25 de mayo para transmitir desde el acto de las entidades agrarias. Ese día con una placa de “flash” Canal 3 dio paso a la transmisión desde el Monumento prácticamente sin cortes desde las 12 del medio día hasta las 14:35. El videograf que aparecía daba cuenta de quiénes eran los oradores, pero no estaba presente la estética de cualquier móvil informativo del canal, sino simplemente unas letras en color blanco. Canal 5 hizo lo propio, solo que son algunas salidas extensas desde exteriores, y con la estética del canal presente en el videograf. La cobertura en este caso no fue completa, aunque sorprendió que se cortara la transmisión habitual (“Fútbol sin trampa”, programa local, y “Los Simpsons”) como nunca se hace, para dar paso a la “cobertura periodística” de un hecho. Salvo por esa estética, la imagen que se irradiaba por los canales 3 y 5 era la misma. No eran cámaras propias sino de la organización del acto, salvo que los canales se hubieran puesto de acuerdo para brindar ese servicio a las entidades agrarias.¿Se puede pensar que la “cobertura” fue inocente? ¿Por qué nunca se corta la programación que llega desde Buenos Aires cuando hay actividades trascendentes en Rosario, salvo en este caso? ¿Por qué este 25 de Mayo sí había que informar lo que sucedía y en otras oportunidades no?Rosario se hizo alrededor del puerto y es un centro urbano habitado o visitado por los productores grandes y chicos del agro de nuestro país. Santa Fe era conocida como “la cuenca lechera”, pero en los últimos años los números se pusieron del lado de la soja, principal cosecha de la provincia. Obviamente, esto no es desconocido por los dueños de los canales 3 y 5, que claramente brindaron sus pantallas a favor del “campo”, a favor de sus propios negocios.Por otra parte, como en todo el país, por la débil repetidora del Canal 7 desde las 11 se podían ver imágenes desde Salta, donde la presidenta Cristina Fernández encabezaba el acto del 25 de Mayo, y desde donde la consigna era “la Patria somos todos”. Nada se decía allá del acto del “campo” en Rosario, así como nada se decía en los canales 3 y 5 del acto del gobierno en Salta. Nada llamó la atención en este caso, porque la programación de calidad que presenta desde hace algunos años Canal 7 suele verse interrumpida ante cada acto de la presidenta (se trate de un acto de gobierno, de campaña o del PJ).10 minutos después de finalizado el acto de las entidades agrarias, y de finalizadas las transmisiones desde el Monumento, la “Cadena Nacional” irrumpe en los tres canales de aire que llegan a la región para hacer escuchar las voces del gobernador de Salta y la presidenta. Apurado por emitir la retrasada programación, Canal 3 se apresuró a desconectarse de la Cadena Nacional antes que el locutor oficial anunciara el cierre, y la televisión pública continuó con la transmisión.No analizamos aquí el discurso de las entidades agrarias, ni de la presidenta, ni tampoco nos interesó cuál de las posturas era la correcta (si eso fuera posible).
Para Canal 3 hubo 300 mil personas en el Monumento en Rosario, para Canal 5 fueron 200 mil las personas que se manifestaron, y para el locutor oficial del acto presidencial eran 150 mil las personas que vivaban a la presidenta en Salta.
¿Pluralismo? ¿Independencia? ¿Acceso a la información? Un ejemplo terrenal que suma explicaciones a la necesidad de modificar el decreto-ley de radiodifusión vigente.

Por Ernesto Rega